Portada > Eventos > UNFPA presenta al Intergrupo su último informe sobre el Estado de la Población

El Fondo de Población de Naciones Unidas ha presentado al Intergrupo  su último informe sobre el Estado de la Población, “VISIBILIZAR LO INVISIBLE: la necesidad de actuar para poner fin a la crisis desatendida de los embarazos no intencionales”.

Luis Mora, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en Marruecos y con más de 25 años de experiencia en el campo de la cooperación para el desarrollo, población y salud, derechos humanos e igualdad de género, ha sido el encargado de presentar el contenido del informe. Un informe que, en sus palabras, “presenta la realidad de una crisis invisible e invisibilizada, la de las mujeres que no pueden decidir si quieren o no tener un embarazo». De hecho, casi la mitad de los embarazos a nivel mundial son no intencionados. Es decir, 121 millones de embarazos anualmente.

El representante de UNFPA ha recalcado que para las mujeres y las niñas afectadas, la decisión reproductiva más trascendental de su vida –si quedarse o no embarazadas– no es una opción en absoluto. “En los países que disponen de datos, casi la cuarta parte de las mujeres no puede negarse a mantener relaciones sexuales y no tiene la posibilidad de tomar decisiones sobre la atención de su salud». Sin embargo, ha lamentado Luis Mora, “la humanidad ha normalizado durante demasiado tiempo que se prive a las mujeres de su autonomía física y reproductiva”.

Más del 60 por ciento de los embarazos no intencionales terminan en aborto, y se estima que el 45 por ciento de todos los abortos son inseguros y producen el 13 por ciento de todas las muertes maternas, una situación que tiene importantes repercusiones en la capacidad del mundo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Entre los principales hallazgos que se destacan en el Informe, como factores claves que contribuyen a los embarazos no planificados:

  • Profunda correlación entre desigualdad de género y estancamiento del desarrollo,
  • Falta de información y servicios de salud sexual y reproductiva
  • Opciones anticonceptivas inadecuadas para los cuerpos o circunstancias de las mujeres
  • Normas perjudiciales y estigma alrededor del control por parte de las mujeres de su fecundidad y sus cuerpos
  • Violencia sexual y la coerción reproductiva
  • Actitudes prejuiciosas o humillación en los servicios de salud.

Todos estos factores reflejan la presión impuesta por las sociedades sobre las mujeres y las adolescentes para que se conviertan en madres. Un embarazo no intencional no necesariamente es un fracaso personal, y se puede deber a la falta de autonomía permitida por la sociedad o al valor que se da a las vidas de las mujeres.

Durante el conversatorio, las parlamentarias, miembros del intergrupo, expresaron su preocupación frente a la avanzada y la difusión de los discursos regresivos y conservadores que en lugar de promover la garantía de los derechos y el acceso a servicios de salud públicos, intentan socavar los avances relacionados con la igualdad de género, la autonomía corporal y las prácticas sociales nocivas.

El informe UNFPA está disponible aquí: www.unfpa.org/swp2022