Portada > Declaración > Declaración de Ottawa: parlamentarias/os se comprometen a enfrentar los retos

Parlamentarias/os de 72 países se han comprometido a dar un nuevo impulso a las acciones por la salud sexual y reproductiva en todo el mundo. Ha sido en Ottawa, en la Conferencia Internacional Parlamentaria sobre Población y Desarrollo (IPCI), que se reúne para revisar el cumplimiento del plan de acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (ICPD por sus siglas en inglés) celebrada en El Cairo en 1994,  e impulsar su aplicación.

Entre las y los parlamentarios se encontraban José Antonio Rubio, senador y coordinador del intergrupo parlamentario estatal sobre población y desarrollo; Iñigo Iturrate, parlamentario en el parlamento vasco y coordinador del intergrupo vasco,  y Aurora Madaula, parlamentaria en el parlamento catalán e integrante del intergrupo catalán. Han formado parte de una delegación parlamentaria europea liderada por el Foro Parlamentario Europeo sobre Población y Desarrollo (EPF). La declaración final del encuentro, puede leerse aquí, por ahora en inglés:

Ottawa statement of commitment

En la declaración, l@s parlamentari@s se muestran preocupados porque “a pesar de los avances logrados en los últimos 24 años, estos avances no han llegado a todas las personas”, y se comprometen a promulgar leyes, políticas y programas para prevenir y castigar los delitos de odio y la discriminación, la estigmatización y la violencia, incluida la violencia de género. Se comprometen también a impulsar normas que promuevan el empoderamiento de las mujeres y las niñas para que éstas tengan todo el control sobre sus cuerpos y vidas, de acuerdo con el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.  Otros compromisos son acabar con las muertes maternas prevenibles, lograr que se satisfagan las necesidades de planificación familiar de todas las personas, impulsar la educación sexual integral, acabar con las prácticas nocivas contra las mujeres, lograr el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva para las personas más jóvenes y para las personas víctimas en emergencias humanitarias o impulsar una suficiente financiación para la aplicación del plan de acción de la ICPD.

Esta conferencia ha sido especialmente importante porque la ICPD cumple el próximo año su 25 aniversario y se hace necesaria la renovación del compromiso con sus objetivos, porque los parlamentos nacionales tienen una responsabilidad central para que se cumplan los objetivos de desarrollo sostenible relacionados con la salud sexual y reproductiva que se incluyen en la Agenda 2030, y porque en los últimos años han surgido nuevos retos para el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos, entre ellos la visibilidad de discursos de odio y  la intoxicación informativa contra estos derechos.