Portada > Uncategorized > COVID-19: un enfoque de género. Informe UNFPA

Para los casi 48 millones de mujeres y niñas en el mundo, incluidas 4 millones de embarazadas, los riesgos provocados por el brote de Covid-19 «se amplificarán». Lo advierte el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), en el informe técnico que acaba de publicar sobre la emergencia global por coronavirus desde un enfoque de género.

El informe ‘Covid 19: un enfoque de género’, ofrece una imagen de los posibles riesgos para las mujeres de esta situación de emergencia, y hace un especial énfasis en la salud sexual y reproductiva. UNFPA advierte de que desviar recursos asignados a este ámbito para hacer frente a la epidemia puede llevar a un aumento del riesgo de mortalidad materna y neonatal, abortos inseguros e infecciones de transmisión sexual por deficiencias en el acceso a la anticoncepción y a métodos seguros. Además, el documento insiste en la sobreexposición de las mujeres al riesgo de contraer una infección por coronavirus, porque el 70% de la fuerza laboral dedicada a la salud mundial está formada por mujeres. El informe recuerda que las personas que se ocupan de los cuidados, tanto en lo laboral como en el ámbito familiar, están más expuestas al contagio, como ocurrió durante la epidemia de ébola en África occidental entre 2014 y 2016. Además, el cierre de las escuelas, señala UNFPA, implica un aumento de la carga de trabajo de la atención en el entorno familiar, en la mayoría de los casos llevada por las mujeres, a lo que hay que sumar que la pandemia también tiene efectos en la desigualdad y la vulnerabilidad de género, aumentando los riesgos de abuso sexual y violencia doméstica.

UNFPA emite recomendaciones para responsables políticos/as y sanitarios/as

El informe del Fondo de Población de Naciones Unidas pide que se tenga en cuenta el mayor impacto que esta epidemia puede tener en las mujeres, pero también en las personas que viven en la pobreza, en personas con discapacidad o LGTBQI, refugiados/as y otras personas que enfrentan múltiples formas de discriminación. Para todas ellas UNFPA pide que se garantice la atención durante la epidemia.

UNFPA insta a que las mujeres embarazadas con enfermedades respiratorias sean tratadas con la máxima prioridad para evitar resultados adversos prenatales y neonatales, y que las unidades dedicadas a la salud materna estén siempre separadas de aquellas en las que haya personas con Covid-19. También que se cuiden las vías de notificación de episodios de violencia de género, que pueden haber sufrido cambios debido a la emergencia, y se otorgue prioridad a la participación de las mujeres dentro de las comunidades en la planificación e implementación de actividades de prevención.

Además, el Fondo de Población de Naciones Unidas pide que se proporcione una mayor información con respecto a la planificación familiar y se distribuyan suministros para la salud sexual, reproductiva y menstrual, así como que aumente la participación de más mujeres en los procesos de toma de decisiones de respuesta a la epidemia.

Invita UNFPA a los gobiernos y las instituciones de salud a recopilar datos desglosados por edad, género y efectos de género del Covid-19 al realizar un análisis de los impactos de la epidemia, y a trabajar estrechamente con los gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras agencias que trabajan en salud para garantizar la exactitud de la información dirigida a las mujeres y las personas de edad avanzada, así como la referida al embarazo, la prevención de infecciones y la protección de las mujeres contra la violencia.

Leer aquí el informe técnico completo